23 junio 2013

Waterhouse: Un pintor simbólico del siglo XIX



Después de casi dos años vuelvo a intentar seguir este proyecto que empecé con ilusión y que dejé con pesar. El tiempo no siempre está a nuestro favor, y aunque tras dos años, las circunstancias y los hechos te pueden cambiar, creo que aun queda parte de la persona que comenzó a escribir aquí sobre esas cosas que le apasionaban y que ocupaban su tiempo y que ahora se han convertido en un recuerdo, en un intento de, en nada. Así pues, prometo volver a encontrarme y creo que este lugar me puede ayudar recordándome quien soy y que me llena: el arte, la literatura, la historia, la filosofía. Esas cosas que ahora no parecen tener importancia frente a las ciencias como la ingeniería, la medicina, la física, etc. 
Siempre debe quedar lugar para el saber y la cultura. Re-inauguro el blog con un pintor del siglo XIX que no es demasiado conocido a pesar de que sus pinturas son realmente extraordinarias. 

John William Waterhouse

Nació entre enero y abril de 1849 y murió el 10 de febrero 1917. Fue un pintor inglés conocido por trabajar el estilo  pre-rafaelita. Su trabajo se enmarca varias décadas después de la ruptura del pre-rafaelismo,  que había tenido su apogeo en la segunda mitad del siglo XIX, lo que hizo que se ganase el apodo de "el Pre-Rafaelita moderno".  Sin embargo en sus pinturas podemos encontrar influencias tanto del anterior estilo, el pre-rafaelismo, como del estilo de sus contemporáneos, los impresionistas.  Sus obras son conocidos por sus pinturas de mujeres así como de la antigua mitología griega y la leyenda del rey Arturo .


Nacido en Italia de padres ingleses (también pintores), más tarde se trasladó a Londres, donde se matriculó en la Academia Real de Arte . Pronto comenzó a presentar sus pinturas en exposiciones anuales de verano, centrándose sobretodo en la creación de obras de gran lienzo que representaban escenas de la vida cotidiana y la mitología de la antigua Grecia. Más tarde en su carrera llegó a abrazar el estilo del pre-rafaelismo de la pintura a pesar de que había pasado de  moda en la escena artística británica varias décadas antes.

Una de las pinturas más famosas de Waterhouse es la Dama de Shalott , un estudio de Elaine de Astolat, que muere de pena porque Lancelot no la ama. En realidad pintó tres versiones diferentes de este personaje, en 1888, 1894 y 1916.








Otro de los temas favoritos de Waterhouse fue Ofelia , la más famosa de las pinturas de Ofelia las presentó justo antes de su muerte, poniendo flores en el pelo mientras se sienta en una rama de un árbol inclinado sobre un lago. Al igual que La Dama de Shalott y otras pinturas de Waterhouse, trata de una mujer antes de morir en o cerca del agua. También puede haberse inspirado en las pinturas de Ofelia de Dante Gabriel Rossetti y Millais. Presentó su pintura Ophelia de 1888 con el fin de recibir su diploma de la Real Academia. (En un principio se había querido presentar una pintura titulada "Una sirena", pero no la terminó a tiempo.) Después de esto, la pintura se perdió hasta el siglo 20, y ahora se exhibe en la colección de Lord Lloyd-Webber. Waterhouse pintaría Ofelia de nuevo en 1894 y 1909 o 1910, y planeaba otro cuadro de la serie, llamada "Ofelia en el cementerio".










Waterhouse no pudo terminar la serie de pinturas de Ofelia porque estaba gravemente enfermo de cáncer en 1915. Murió dos años más tarde, y su tumba se encuentra en Kensal Green Cemetery en Londres.

Con un estilo fino y misterioso, claramente romántico, a este pintor se le encuadra en el movimiento nacido a partir de la poesía del francés Charles Baudelaireel llamado simbolismo. Pictóricamente se puede destacar el uso de colores fuertes para remarcar el sentido onírico de lo sobrenatural, la temática romántica de lo antiguo e irracional, y el deseo de crear una pintura no supeditada a la realidad, en donde cada símbolo tiene una concreción propia en la aportación subjetiva del espectador y del pintor.













Espero que os guste Waterhouse a todos y os dejéis fascinar por el simbolismo y lo misterioso de sus pinturas repletas de historias.