05 junio 2011

Velázquez. "El pintor de la verdad"

Hoy quería dedicarle mi tiempo a Velázquez, un pintor barroco español por cuya obra siento una gran admiración, admiración que deseo compartir con todos vosotros.


Velázquez 


Velázquez es un pintor excepcional. El pintor más sobresaliente de la pintura española. Nace en Sevilla y fue aprendiz del pintor Pacheco. En 1617 ya era maestro pintor y pinta con maestría técnica y gran personalidad. En sus primeras obras su estilo es naturalista, las figuras religiosas son retratos más que tipos ideales y la luz tiene ya una cualidad misteriosa. Su pincelada es densa pero ágil. 

En 1623 fue llamado a Madrid por el conde-duque de Olivares, sevillano como él. Felipe IV quedó prendado del artista y le nombró pintor de corte a la edad de veinticuatro años convirtiéndose en el más prestigioso pintor del país. Nunca perdió la admiración del rey. A partir de entonces abandonó el tema del bodegón y aunque pintó temas religiosos y mitológicos e históricos, se convirtió esencialmente en retratista en cuya tarea humanizó la tradición del retrato de corte tradicional, dotando a sus modelos de vida y carácterización psicológica. 

En 1628 conoció a Rubens y al año siguiente viajó a Roma, hasta 1631. Su pincelada es ahora más suelta, por influencia de los grandes maestros que conoce en este viaje y se nota maduración en la composición de sus cuadros. Está dentro de la tradición barroca pero sin ampulosidad ni embellecimientos alegóricos. En sus últimos años en Madrid siguió siendo objeto de honores y alcanzó nuevas metas como pintor. Su pincel es brillante y libre, es un hábil colorista. Subordina el detalle al efecto de conjunto. Pinta la atmósfera con una viveza sin precedentes. Todo esto culmina en su obra más famosa, Las Meninas. Murió de regreso de las islas de los Faisanes, donde había ido acompañando al monarca en su encuentro con el rey de Francia Luis XIV.

Según los expertos produjo la mayor cantidad de obras maestras de la historia del arte. Su obra se muestra destacada en los más prestigiosos museos de todo el mundo. Fue llamado "el pintor de la verdad" o "el pintor del aire". 

Obra:
Vieja friendo huevos
Etapa Sevillana 
"Supone una conmoción ante la pobreza, con una composición complicada"
El triunfo de Baco
Primera Etapa Madrileña
"También conocido como "Los Borrachos". El realismo aquí es extremo: adapta la mitología a su siglo, y la interpreta a su modo. Hay nuevos tonos, estabilidad en cuanto a la composición, monumentalidad y firmeza de las figuras..."
La fragua de Vulcano
Primer Viaje a Italia 
"Representa en momento en que Apolo -deslumbrante- desciende del Olimpo a la mansión de Vulcano (representado en la fragua de un herrero) para informar a éste de la infidelidad de su esposa. Destaca la expresión de sorpresa e indignación en Vulcano y sus compañeros, queriendo resaltar un choque psicológico. Coloca huecos luminosos, y tres planos iluminados: una sombreado, otro muy luminoso y otro en semioscuridad."
Las lanzas o La rendición de Breda.
Segunda Etapa Madrileña
"En este cuadro capta los efectos atmosféricos en la lejanía, alcanzando gran protagonismo la luz y el color. Se inspira en la comedia de Calderón "El sitio de Breda". Resalta la hidalguía del vencedor, evitando la humillación del vencido. Quiere escenificar algo alegórico: la concordia. Es además un gran ejemplo de composición"
La venus del Espejo
Segundo Viaje a Italia
"Esta es una de mis obras preferidas de Velázquez, es de gran sensualidad, aportando sencillez y armonía en la composición. Los expertos suponen que la pintó en su segundo viaje a Italia ya que se trata de un desnudo, tema tan abundante allí, aunque en España no estaban prohibidos. El espejo permite la doble imagen, muy del gusto barroco. Dicen algunos historiadores del arte y expertos que según la posición del espejo, Venus no se podría reflejar en él. Se deja ver la influencia de Tiziano y Rubens."
Las Meninas
Período Final
"Es su obra más famosa, conocida y estudiada. Hablar de Velázquez sin mencionar las Meninas es como estudiar el Renacimiento sin dar a Miguel Ángel. Podríamos dedicarle cientos de entradas en un blog a esta obra y quedarnos aun así cortos. Esta cargada de teorías, suposiciones y enigma. Por ello, no diré nada de ella, y si cabe, le dedicaré un día a este gran compendio de la pintura barroca."

Las Hilanderas o La fábula de Aracne
Período Final
" Es sin duda mi obra preferida de Velázquez y una de mis preferidas de todo el Arte. Se descubrió tarde que era una obra de carácter mitológico basada en las Metamorfosis de Ovidio. Siempre se había considerado una obra de género, una exaltación del trabajo, una escena de taller. Sin embargo la escena narra la historia de Aracne, una joven que pregonaba ser mejor tejedora que Minerva y la desafía convocándola a un concurso. Minerva (Atenea), ofendida baja del Olimpo y acepta el reto. Tejen ambas tapices hermosos durante un día. Aracne representó las infidelidades de los Dioses del Olimpo y Minerva enojada rompió el tapiz y convirtió a Aracne en araña, para que siempre hiciera lo que más le gustaba hacer: tejer. Así Velázquez sitúa la competición en primer plano y el castigo en el segundo,    representado en un tapiz, que es la clave de la obra"

Espero que hayáis disfrutado con Velázquez tanto como yo, aunque sólo sea un diminuto resumen.

2 comentarios:

  1. Se nota la pasión que le tienes a la obra Velázquez. Lo cierto es que pocos pintores hay que me hayan impresionado tanto como él. Verlo en un museo es impresionante.
    Quizá te haya faltado en esa recopilación de obras algún que otro retrato que pintó, como el del Conde Duque de Olivares. No conocía la curiosa historia detrás de Las Hilanderas.
    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Muy cierto Mars, verlo en un museo es impresionante, y cierto también la falta de retratos, pero la verdad es que me gustan tanto las obras de Velázquez que no sabía cual elegir,poner simplemente siete me resulta inclusive un insulto. jaja. Gracias de todas formas, lo tendré en cuenta.

    ResponderEliminar